Reservas
 

Aviburger: El inconformismo que perfecciona carne y carta

5 Feb

Aviburger: El inconformismo que perfecciona carne y carta

Autora: Jesús Clemente Rubio

Medio de comunicación: Otium Madrid

Fecha: Enero 2019

Enlace: https://www.otiummadrid.com/

Fotos: Otium Madrid

Hace un año visitamos Aviburger. Y todo lo que allí vimos, probamos y engullimos, nos encantó, destacando especialmente la carne. Sabrosa, de perfecta textura y tierna como el primer día (quién sabe, quizá 

verdaderamente es su primer día). El caso es que los puede haber peores y mejores pero, pensamos entonces,

difícilmente los chicos de Aviburger podrían superarse. Pero la cadena venezolana parece empeñada en que su único establecimiento en Europa -por el momento- destaque por encima de sí misma, y le acaban de dar una vuelta a la carta y sí… también a la carne. Cuando creíamos que algo no podía mejorar, aparece Aviburger y nos planta en el plato una carne que sin la excelente guarnición, ni siquiera antecedida por los geniales entrantes incorporados, justificaría la visita. Ya tienes hamburguesería de referencia para recomendar. Y nachos, y patatas con queso, y batidos…

Como entonces, mantenemos una premisa que queremos impregne el artículo. La ligereza. Hablamos de comida americana, de hamburguesas de tres pisos, de entrantes con bacon y mermelada de bacon y salsa de cabrales, de platos calóricos y que, sorprendentemente, jamás pesarán en tu estómago -quizá en tu conciencia-. Nos cuentan, sin desvelarnos el secreto, que junto a un escrupuloso sistema de preparación aderezan varias de las materias primas con ingredientes y procesos que provocan esta ausencia total de “aceitorro y fritanga” a la que nos acostumbran locales y mesas de este tipo.

 

Y es que arrancar con tres generosos entrantes como son las patatas con queso y bacon, la bandeja de nachos -increíble- y el Avi Combo y tener aún cuerpo para los principales sólo es apto para comilones pero también para cartas libres de excesivo aceite y fritos descuidados. El combo, por cierto y sirva de resumido recorrido por el resto de entrantes, está compuesto por aros de cebolla con un rebozado simbólico y que aúpa el sabor de la cebolla, fingers de queso fresco y bolas de queso frito y chicken fingers, todo ello acompañado de dos salsas a cual mejor; mermelada de bacon y barbacoa. ¡Hasta dicha salsa resultaba ligera al paladar toda vez que exquisita!

Llegaron los protagonistas de la fiesta, las hamburguesas. Optamos por una clásica, la Humbledot, con cebolla caramelizada y resto de guarnición conocida; una novedad, La Siete, cuyo cabrales -nuevamente y no pararemos de insistir- resulta tremendamente suave y hemos de confesar que al final se erigió como la favorita junto al verdadero reto de la carta: la Avi 2.0. Tres pisos, tres carnes, y bacon y queso a mansalva y en todas sus formas entre loncha y loncha de carne, cuyo peso puedes configurar e iría desde los 100 gramos hasta los 210.

Esto quiere decir que si apuestas por la versión más poderosa de la Avi 2.0 te juntarás en tres pisos con… ¡630 gramos de carne! Sólo apto para verdaderos voraces y, sigue nuestro consejo, para comidas. Si cenas eso vas al hospital, no importa el excelente proceso creativo y de cocinado de los fogones de Aviburger. ¡Pero tú mismo! De hecho hasta han lanzado una tal “Liga de los Comilones” con retos relacionados con las hamburguesas.

Concluir el capítulo de hamburguesas diciéndoos que en las tres que probamos, especialmente en la de tres pisos, se adivina el sabor de cada ingrediente metido entre panes, pero sin duda destaca la carne. Valiente decisión de Aviburger de tocar lo que funcionaba y plausible logro el mejorar lo que creímos inmejorable. Sobre guarnición, volvemos a recomendarte las patatas trufadas aunque el resto no desmerecen, y recuerda que puedes configurar también el peso y el tipo de pan, siendo el de sésamo el tradicional pero el de orégano y queso nuestro favorito.

Hemos reservado para el cierre, si tu estómago te lo permite o si tus acompañantes se apuntan, trata de combinar batido y tarta. Por ejemplo, los deliciosos batidos de Ferrero Rocher o de Oreo con las tartas de zanahoria o de chocolate, esta última al estilo de “la abuela” basada a a su vez en una variante venezolana.

Un cierre memorable para un servicio extraordinario, todo ello en uno de los locales hamburgueseros más recomendables de la capital.

otiuMMenester

-¿Dónde? Calle de San Bernardo 97, Madrid.www.aviburger.com 910 58 06 78.

-¿Cuándo? Todos los días de 13:30 a 16:30 y de 20:00 a 23:30.

-¿Cuánto? Postres y entrantes desde 3,5 euros, hamburguesas desde 9,5… consulta la carta completa en https://aviburger.com/carta/