Reservas
 

¿Cómo enfrentarte a una Super Burger en Aviburger?

14 Ago

¿Cómo enfrentarte a una Super Burger en Aviburger?

La vida está llena de valientes, de valientes que han salido con la cabeza gacha por no haber podido  vencer a una súper hamburguesa. La falta de miedo tiene que ir unida a una estrategia clara para conseguir hacerse con ella. No hay una regla infalible para enfrentarte a una Aviburger, lo que sí que hay es gran cantidad de trucos muy extendidos para conseguirlo. Pasamos a explicar los más usados:

 

Two Hands Holding Burger

Si dispones de dos fuertes manos y una boca digna de recibir correspondencia, es posibles que tengas bastante ganado. Recuerda que una vez que te decidas por el “Two Hands Holding Burger”, no hay vuelta atrás. Cuenta con que no vas a poder separar las manos de tu hamburguesa hasta que quede menos de la mitad y que te tiene que importar poco quién te esté viendo en ese momento. Lo normal es que tus manos, como poco, acaben pérdidas de salsa y que tengas que pedir servilletas adicionales.

Dato importante es que parece que cuando coges la hamburguesa con dos manos algo te imposibilita el habla y te corta la lengua temporalmente. Eso sí, como no puedes soltar la hamburguesa no tienes más remedio que comértela rápido y el mutismo dura más bien poco.

Consejo: Un verdadero estratega del “Two Hands Holding Burger” pide tres servilletas de más por adelantado.

Grado de mancha: 8/10

 

One Hand Holding Burger

Estamos ante una aurora boreal que solo se puede ver en este tipo de hamburgueserías, una estrella fugaz que de vez en cuando podemos disfrutar de ella. La persona que es capaz de comer una súper burger solo con una mano tiene que reunir una serie de cualidades ya difíciles de ver por separado. La “One Hand Holding Burger” necesita:

Una portentosa mano, el equilibrio de una funambulista china, el control de los elementos de un maestro shaolin, la falta de preocupación hacia cómo quedará la ropa de un niño de dos años y sobre todo, otra función que hacer con la mano libre. Leer un libro, dar de comer a tu pequeño/a, trabajar en el ordenador o utilizar el móvil son las ocupaciones más utilizadas. Esta última acción es la que está consiguiendo que cada vez haya más personas que abracen la religión de comer con una mano.

Consejo: El “One Hand Holding Burger” es el 2.0 de “Two Hands Holding Burger”, por lo que si ellos pedían tres servilletas más… mejor que tú pidas un babero.

Grado de mancha: 9,5/10

 

In the middle

Probablemente la técnica más extendida y que se está poniendo más de moda es una mezcla entre ser finolis y un auténtico bárbaro. Finolis porque vas a utilizar el cuchillo para ayudarte a cortar la hamburguesa por la mitad y bárbaro porque vas a seguir agarrando el resultante de la división con una o dos manos.

Sin duda es más cómodo y más manejable… eso sí, a veces no es nada sencillo cortar uno de estos bichos justo en el medio y al final casi tienes que llamar al cocinero para que te la reconstruya. Menos mal que un ser superior nos trajo los palillos que ejercen un papel antidesmoronante en toda esta estrategia.

El problema al que te enfrentas es que al partirla a la mitad alguien diga… “ te doy mitad de la mía” y tú, que ya sabes que la que te gusta es la que has pedido, no tienes más remedio que comerte la mitad de una hamburguesa que no querías para que no te llamen egoísta.

Consejo: Si eres de las personas que haces un “In the middle”, te aconsejamos que hables con tu pareja para que la mitad de hamburguesa que, segurísimo te va a dar, también sea de tu agrado.

 

Grado de mancha: 5/10

 

Mini Burgers in each bite

Estas personas son las que tienen tiempo para estar un buen rato con su hamburguesa, esas que anteponen la “no mancha” antes de la velocidad. Hay casos de restaurantes que han cerrado y a la mañana siguiente la persona estaba terminándose las patatas.

La idea no es otra que coger cuchillo y tenedor para hacer una micro-burger en cada bocado. Con su cachito de pan, otro poquito de carne con queso de similares proporciones, una porción igualitaria de lechuga, su champiñoncito… y al final otro cachito de pan del mismo tamaño que el primero.

Una pequeña obra de ingeniería en cada tenedor. Tiempo estimado por composición, depende de lo perfeccionista que sea cada cuál… pero un buen rato, sí.

Consejo: Te animamos a que si eres de este tipo de hamburgueseros practiques mucho, mucho, mucho y te conviertas en un/a autómata del tema para seguir manteniendo relación con tus amigos “bárbaros”. La otra opción es que solo vayas con amigos como tú, les pidas las llaves del local para cerrar y les dejes pasada la fregona antes de salir… ya eliges.

 

Grado de mancha: 1/10

 

Otras opciones

Hay tantas opciones de comer hamburguesas como super burgers hay en Aviburger. Os vamos a dejar algunas estrategias  menos utilizadas pero igualmente válidas.

  • En la que la persona no se come el pan de arriba y lo deja apartado, pero luego tampoco se lo come. Esta siempre acaba alegrando a alguien de la mesa que lo baña en ketchup y termina comiéndoselo.
  • En la que la persona desmonta a la mitad una doble burger y tiene dos simples, pero con un pan por cada lado.
  • En la que se come la hamburguesa con cuchillo y tenedor pero le da igual el orden. Esta persona anarquista del orden lo que quiere es ponerle salsa a morir en cada bocado
  • En la que alguien no se pide una hamburguesa porque engorda y acaba cogiendo un poco de cada una de las que hay en la mesa.
No Comments

Leave a Reply